www.pueblosdevenezuela.com

Burbusay
Regreso a la página Trujillo
11 22 33 44
Aviso vial Plaza e Iglesia Iglesia Plaza Bolívar
55 66 77 88
Casas Casa y mural Casas Casa de la cultura
 

Recorrido La Concepción de Carache - Burbusay (26 km)


Km 2. Puente deteriorado.
 

Km 3. Caucho espichado.
 

Km 20 aprox. Carretera.
 

Km 23 aprox. Por la trilla equivocada.


Podría decir que Burbusay es el típico pueblito andino, rodeado de montañas verdes y sembradíos de fresas. Tiene una muy colonial iglesia muy bien conservada (al menos por fuera, no tuve la oportunidad de verla por dentro). La Plaza es grande y con una hermosa jardinería. Se encuentra a 1630 metros sobre el nivel del mar. Al momento de mi visita (enero 2007) hacía un viento fuerte muy frío, pero sabroso, especialmente para un maracucho. 

Se respira historia allí, especialmente al ver la cantidad de letreros explicativos pintados en las paredes alrededor de la plaza, algunos promovidos por empresas locales. Entre estos letreros se pueden ver el de la foto 6 que dice: "En 1777 el señor obispo Mariano Martí en su visita pastoral encontró muy ruinosa la hermita (sic) de San Pedro Mártir, no pudo celebrar oficios en ella y ordena a los vecinos construir un templo más espacioso. Para 1786 ya existía el nuevo templo dedicado a San Antonio y en 1790 el primer obispo de Mérida Fray Ramos de Lora crea la parroquia eclesiástica de San Antonio de Padua de Burbusay". El obispo Mariano Martí hizo una visita pastoral a Venezuela entre los años 1771 y 1784, recorrió muchos pueblos del país y muchas de sus descripciones las escribió están en el libro "Documentos relativos a su visita pastoral de la Diócesis de Caracas". Ver recuadro en Casigua. En otra casa hay un letrero con la siguiente inscripción: "María Francisca Perdomo 'Mi Chica'. Nació en 1897 y murió en enero de 1996. Personaje del pueblo, talentosa, empírica, compositora, intérprete, músico, humanitaria y solidaria". En la misma casa hay otro letrero que dice "Casa de Teja: Antigua morada de Juan Pacheco Maldonado. En esta casa estuvo Bolívar y Sucre el 15 de octubre de 1820, en el baile homenaje a tan ilustres visitantes." Y en una casa, que debe ser considerada como un prodigio ya que allí nacieron 3 importantes personajes, leemos: "En esta casa nacieron: el prócer independentista Miguel Vicente Cegarra 1790 - 1848. Alfonso Marín 1-10-1908 -- 9.09.1989, poeta, escritor y cronista de la ciudad de Valencia. Julio César Marín 8-01-1914 --3-12-1983, abogado, escritor y luchador social de Burbusay". Y por último, en la base del busto de Bolívar en la plaza hay una placa a 16 próceres de la independencia nacidos en Burbusay.

Para llegar allí
Lo más fácil es venir por la carretera que viene de Flor de Patria o de Santa Ana pasando por Árbol Redondo. De Flor de Patria a Árbol Redondo hay 42 kilómetros y de allí a Burbusay 15 kilómetros. Boconó dista de Burbusay unos 24 kilómetros. Todas estas vías son asfaltadas y están en muy buen estado (enero 2007). La otra vía es viniendo de Carache. Coloqué la imagen del aviso vial de la foto 1 para advertirles que aunque allí dice que por allí se va a Burbusay y Carache, sepa el lector que después de un par de kilómetros de Burbusay, hay unos 20 kilómetros de carretera de tierra en pésimo estado tal como se ve en las fotos del "Recorrido La Concepción de Carache - Burbusay" mostrado aquí. Lo recomiendo sólo para autos rústicos.

Nota del 02.08.2008
Estuve en Carache en Julio 2008 y me dijeron que la carretera que va de Carache a Burbusay ha sido asfaltada casi en su totalidad.

Toponimia
Se dice que proviene del nombre de un cacique llamado Burbusay.

Nota del 11.10.2007
Amílcar Fonseca en su libro "Orígenes Trujillanos" (Caracas, 1955, p. 196), dice que la voz cuica "burbusay" es una composición de butch-ciu-say, que significa "porque el bueno". No le encuentro mucho sentido, quizás el nombre del mencionado cacique era más largo y siendo algo como "porque el hombre bueno nos salvó" o "porque el bueno nos trajo". Lo cierto es que viendo otras palabras con say, se puede deducir que esta partícula significa "bueno".

Fecha de fotos
03.01.2007

Ubicación en el mapa: G5    (09º 25' N,  70º 16' W)
 

Germán Montero Alcalá
 
Recorrido La Concepción de Carache - Burbusay
03 de Enero 2007

Muy confiado de los mapas viales que tenía y por la información dada por los habitantes de La Concepción de que por allí se iba hasta Burbusay, sin pensarlo mucho me lancé a hacer el recorrido de algo más de 20 kilómetros a eso de las 3:30 pm. A unos pocos cientos de metros la carretera asfaltada se acaba, supuse que era un pequeño tramo y seguí sin preocupación, a la final, Burbusay es un pueblo relativamente importante y debe tener una buena carretera.

A los 1500 metros me encuentro con un puente que, aunque de concreto, estaba en muy mal estado. Me detengo a pensar en qué hacer, me bajo de la camioneta y veo que hay unos camiones atravesando el río (supongo que es el río Hato Viejo), puff!, este puente ya no se usa, hay que atravesar el río...! Veo a un señor ya mayor caminando en dirección al puente y le pregunto si el puente es seguro o hay que atravesar el río como lo hacen los camiones. Cuando me empieza a responder me doy cuenta que es mudo, no se si sordo también pero yo le preguntaba en voz muy alta haciendo señas. Al principio me dijo que si podía pasar por el puente, pero después me pareció que me decía que era por el río. Me dirigí al puente y estando sobre él comencé a brincar para ver si era seguro, cuestión algo estúpida ya que primero mi peso es muchísimo menor a la camioneta y segundo, ¿para qué brincar?, ¿para ver si resiste? y si se cae caía yo también junto a los pedazos al río. Bueno, qué carrizo, me monté en la camioneta y le di rápido: pasé! Este puente puede ser visto en Google Earth colocando el cursor en las coordenadas: 9º 32' 35". 14 N y 70º 15' 29.59" W.

Seguí mi recorrido por la carreterita, que seguía siendo de tierra. Un kilómetro más adelante, aprovechando que no veía a nadie por allí, me detengo y me bajo de la camioneta para pagar tributo a la naturaleza (orinar) y me paro del lado derecho del vehículo, apuntando al monte. Luego del respectivo alivio, por alguna razón veo el caucho (neumático) delantero y noto que le falta mucho aire... y eso? ¿Se habrá espichado? Espichado o no, tenía que cambiarlo, no podía seguir así. Estando yo en esa faena, me pasa de nuevo el mudito, quien sin hacer mucho caso al asunto siguió su camino, ¿será que su poco interés en ayudarme se debía a que no le ofrecí llevarlo?. Mientras trabajaba en esto se escuchaban por los alrededores unos tambores del tipo San Benito que le daban un sabor más interesante al asunto. Aquí podría ser presa fácil de cualquier atracador. Apenas pensé eso, aparecieron 2 hombres que venían caminando y se dirigían hacia mi, me preocupé un poco, pero resultaron ser amistosos y aunque no me ayudaron con el caucho, si me dieron información, confirmando mi sospecha de que la carretera era de tierra hasta Burbusay.

Una vez reemplazado el neumático, continué mi periplo. La carretera se fue poniendo peor, así como el paisaje, ya no se veía tanta vegetación. Pequeñas corrientes de agua de vez en cuando cruzaban el camino dañándolo (ver foto Km 20), "no puede ser que para ir a Burbusay haya que pasar por esto, es un pueblo importante, no tiene sentido! ¿será que estoy perdido?", pensé. Por supuesto venía escuchando mi canción favorita, aquella que siempre me da ánimo en momentos tristes o difíciles: Top of the World de The Carpenters. Luego una encrucijada ¿a la derecha o a la izquierda?, nadie a quién preguntar, ningún aviso, instintivamente crucé hacia la derecha. El camino se fue estrechando y estrechando... de pronto un túnel de arbustos (foto Km 23), me pareció bonito y aunque me estaba desesperando, tuve la paciencia para tomar una foto. Divisé a alguien que venía caminando, era un muchacho como de unos 15 años que venía escuchando música en un MP3, de esos con audífonos. "Buenas tardes compañero: ¿es esta la vía para Burbusay?", le pregunté. La sorpresiva respuesta fue: "No sé, yo no soy de por aquí, soy de Maracaibo, me trajeron a visitar a unos familiares".  Qué casualidad, también de Maracaibo!. Seguí adelante y luego veo a otras dos personas, eran un hombre como de 40 años y un muchacho como de 20. Al hacerles la misma pregunta, obtuve la misma respuesta. Pero el mayor mandó al muchacho a preguntar en la casa de sus familiares. Al seguir hablando conmigo, que de qué parte de Maracaibo era, qué hacía por allí, me di cuenta que era ciego. Y yo comentándole que el paisaje por allí era muy bonito, la vegetación era muy verde, el túnel, las montañas... epa que es ciego! Me dio vergüenza haber hecho ese comentario, pero nada dijo. Cuando regresó el muchacho dijo que por allí no era, que ese camino llegaba hasta la montaña, que tenía que devolverme y tomar la vía de la izquierda, que ya estaba cerca. Así lo hice y me despedí del ciego: "Gracias, nos vemos en Maracaibo algún día". ¡Upss, otra vez metí la pata!.

El carretera siguió más o menos igual, crucé unas quebraditas (con el 4x4 por si acaso) y por fin como al kilómetro 25 encontré una vía asfaltada muy buena que me llevó por fin a Burbusay, llegando como a las 5:15 pm.

Los paisajes de los alrededores eran extraordinarios, muchos matices de verde, el viento frío y el pueblo, verdaderamente andino con una iglesia colonial exquisita fue mi recompensa. Tomé mis fotos, vi las casas alrededor de la plaza con muchos letreros explicativos que me hicieron ver que estaba en un lugar de historia. Después de descansar unos minutos en la plaza, comencé a prepararme regresar a Carvajal, donde estaba hospedado. Esperaba que para salir de allí no tuviera que pasar por una experiencia semejante, me acerqué hasta 2 personas que estaban por allí sobre cómo llegar a Valera. El que comienza a explicarme ¡también era ciego! Pero qué casualidad, 2 ciegos y un mudo fueron a quienes encontré para que me guiaran!. Me señalaron el camino y sin más contratiempos, pude llegar a Valera, aunque en Valera me perdí (era de noche) y a pesar de que  seguía los avisos viales, no di con la ruta a Carvajal, tuve que llegar hasta el puente que da a Motatán para subir por lo que llaman el Eje Vial. Muy buena odisea para este día: De Santa Ana a Bolivia, de Bolivia a Carache y de Carache a Burbusay.

Germán Montero Alcalá, Enero 2007